El asesinato de Edgar Allan Poe y otros misterios literarios, de Miguel Mendoza Luna.

El asesinato de Edgar Allan Poe y otros misterios literarios, Miguel Mendoza Luna. Rey Naranjo Editores.

Los nueve relatos que forman este volumen resultan una aventura lectora incomparable, pues en cada uno de ellos el autor se atreve a usar como protagonistas a grandes personajes de la literatura mundial. Y para cada uno de ellos crea una lectura paralela, o bien les inventa una historia fuera de su escenario primigenio. 

Pero no solo el autor echa mano de personajes canónicos de la literatura mundial, sino que también usa a sus autores como protagonistas de sus relatos, proponiéndonos narraciones alternativas o figuradas de sus vidas y actos. La gran mayoría de sus cuentos se remiten a grandes obras de la literatura de género—policíaca, terror o fantasía—y se han elegido de entre lo más selecto de esta rama de la literatura.

Miguel Mendoza Luna.

De esta forma, en un relato conoceremos las cuitas del inquisidor alemán Heinrich Kramer, tristemente famoso por ser autor del Malleus Maleficarum, el tratado para el reconocimiento de las brujas.  En otro, Edgar Allan Poe y su personaje Auguste Dupin serán enfrentados de tú a tú en una singular y fantástica historia que cambia los papeles en un clásico del noir.  Y en otro, al Fausto de Goethe nos lo encontraremos como subtitulador en una historia original y divertida, que crea una metáfora de su mito reinventándolo para nuestros días.

Portada del Malleus Maleficarum.

En “Ruletenburgo”, se nos muestra la pasión jugadora de Fiódor Dostoyevski, en la que su obra y su vida no son fácilmente diferenciables. En “Marlowe”, veremos la perpleja adaptación del mítico detective angelino en un mundo del que desconoce las reglas y en el que se siente un tanto perdido, aunque no por ello dejará de ofrecernos muestras de su estilo inigualable. En “La vocación de Mary Godwin”, se plantea una revisión de la famosa obra de Mary Shelley, Frankestein, pero con unas motivaciones y una solución que, al menos a quien esto escribe, le ha parecido magnífica.

En “Regreso a Amityville”, se hace una divertida parodia de los grandes filmes del terror contemporáneo, siguiendo las peripecias de un equipo de documentales, mientras filman en una casa donde un psicópata asesinó a una familia. En “Ciudad gótica”, acompañaremos a un vampiro en su recorrido por la ciudad de Bogotá, y veremos cómo los tiempos… sí que han cambiado. Y culmina esta colección de relatos con “El elixir de Jekyll”, un homenaje original e inteligente a uno de los más canónicos relatos de terror y fantasía, pero, como en el resto de los cuentos de esta antología, se propone una versión distinta del canon, brillante y atractiva.

Cartel de La Matanza de Texas.

La creación de historias basadas en grandes obras de la literatura no es un ejercicio novedoso, pues a lo largo de los años se han llevado a cabo buen número de propuestas literarias que ofrecen soluciones alternativas de esas grandes narraciones. O bien se fijan en aspectos secundarios de las obras principales, o bien introducen a los autores de estos textos como protagonistas de historias de ficción. Por citar un solo ejemplo, recordamos la extensa producción aparecida alrededor de las narraciones de Conan Doyle y su celebérrimo detective Sherlock Holmes. Lo que se ha dado en llamar los pastiches holmesianos son miles y, con mayor o menor fortuna, recrean aspectos poco conocidos de la vida del gran personaje, o bien completan lagunas cronológicas o temáticas. Pero lo que nos ofrece Miguel Mendoza es algo más sutil; es una serie de pequeños relatos que, utilizando personajes o autores célebres, nos proponen historias originales que obligan a repensarse las narraciones de las que se nutren, creando nuevas tramas o llevándonos a nuevas lecturas de esas narraciones canónicas.

Portada de un pastiche holmesiano.

Y todo esto lo logra con una prosa exquisita que, sin regodeos estilísticos, es precisa y brillante. Además, los cuentos están impregnados de una ironía y un humor brillante y respetuoso con las narraciones o personajes nutrientes que es de aplaudir. Subrayamos este hecho, pues no siempre aquellos que usan para sus obras de referentes literarios saben ser respetuosos con estos. En esa línea, siguiendo el ejemplo elegido, hemos de recordar que en el prolijo mundo del pastiche holmesiano, nos podemos encontrar en demasiadas ocasiones algunos textos, que ridiculizan, cuando no directamente se burlan, del canon holmesiano. Con esto no defendemos que se haya de ser servil y adorador del texto original. Se puede ser irónico, y hasta transgresor, usando estos textos y personajes, pero siempre ha de latir un amor o respeto por el texto, personaje o idea original. Y de esto último abunda en esta colección de relatos que, con un guiño de complicidad con el texto original, son capaces de sorprendernos y provocarnos con su novedosa propuesta temática y estilística.

Portada de The Mystery of Marie Rogêt.

De ahí que propongamos la lectura de El asesinato de Edgar Allan Poe por diversas razones. Una, porque constituye una magnífica colección de relatos, género este poco habitual en nuestros días. Otra, por su buena escritura, lo que tampoco se da muy a menudo, ya que en demasiadas ocasiones la literatura de género se complace en un estilo burdo y simplón. Pero sobre todo, lo destacamos porque componen una colección de historias llenas de maravilla y sorpresa, que logran atraer nuestra atención y generar una sonrisa de satisfacción y complicidad, que en el fondo es lo que más buscamos los amantes de la literatura de género.

José María Sánchez Pardo.

Selección de fotografías: M.M. (Despachos de Corpus Christi).

Disponible en Estudio en Escarlata.

2 comentarios en “El asesinato de Edgar Allan Poe y otros misterios literarios, de Miguel Mendoza Luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s